Topes de estacionamiento

Hoy en día las plazas de aparcamiento privadas que se ubican en las urbanizaciones de viviendas de las grandes ciudades cada vez se diseñan teniendo en cuenta menos la comodidad del propietario para dar lugar al máximo aprovechamiento posible de hasta el último centímetro del garaje, de manera que la gente cansada ya de tener que tirarse cinco minutos para aparcar opta por comprarse un par de topes de estacionamiento que permitan entrar al hueco simplemente estando atento al momento en el que las ruedas tocan los topes, sin necesidad de tener a alguien indicando cuánto espacio queda y sin necesidad de sacar medio cuerpo por la ventanilla mientras uno da marcha atrás.

Los topes para estacionamiento se instalan simplemente con una taladradora y con algo de paciencia, ya que hay que calcular bien el lugar en el que se colocan debido a que una vez fijados puede resultar complicados sacarlos de su lugar sin dañarlos, lo cual visto por otro lado es algo bueno para evitar que algún amigo de lo ajeno opte por llevarse los topes a su casa.

Estos topes son especialmente recomendables para todo aquel que esté cansado de tener que dedicar un buen rato para aparcar después de una larga jornada de trabajo, y más aún si se conduce un coche nuevo hay que tener mucho cuidado con no arañarlo durante los primeros meses de vida ya que cualquier arañazo destaca mucho sobre la pintura nueva; todo lo que sea cuidar el coche… bienvenido sea.